El oasis al final del desierto del dial...

Sábados de 12:30 a 14 horas, 107.5 f.m. (Madrid) o en: Radio Enlace

martes, 8 de abril de 2008

Conciertos: JESSE SYKES & THE SWEET HEREAFTER Neu!Club 24-04-2007


Era mi segunda visita al Neu!Club y la velada no pudo ser más emotiva ni más intensa que la que tuvimos el privilegio de ver los escasos 100 asistentes al set de la hermosa y enigmática Jesse Sykes y su banda de acompañamiento, los afortunadamente bautizados como The Sweet Hereafter. Y hago mención a los tres músicos (guitarra, bajo y batería) porque la comunión que experimenta sobre la tarima "ella" y sus compañeros es sencillamente apabullante. Uno ha visto -por suerte- unos cuantos conciertos en su deambular por los caminos de la música popular durante los últimos 15 años, pero como el de anoche muy pocos, vamos que los podría contar con los dedos de una de mis manos.

Centrando el repertorio en sus dos últimos discos (tiene tres) la de Seattle fue meciéndonos en esos brumosos parajes que pueblan sus canciones y nos sedujo enórmemente con su áspera pero tierna voz que es cálida y helada a la vez.

Unas veces recordaba al Neil Young del "Harvest" o del "After the gold rush" o a los (sus) Crazy Horse, otras a musas del folk de los 6o's, al Richard Hawley más escorado a los decorados country rock e incluso a Eric Matthews.... pinceladas fronterizas, guitarras cristalinas o poderosas, arpegios y acordes imposibles........ oscura y luminosa a la vez, la ex Whiskeytown nos atrapó (y de que manera) para no soltarnos hasta el final del único bis con que nos deleitó.

No vamos a hablar del excelente sonido, de los preciosos e inmaculados coros, de la extrema profesionalidad de la banda, de la sensacional interpretación del repertorio, ni de la obra de orfebreria con que nos agasajó el guitarrista -y actual pareja de Jesse- Phil Wandscher ......eso aunque parezca mentira es lo de menos.....y a la vez es enorme!!

En definitiva fue una noche en la que el bello de todo el cuerpo se quería separar de la piel y en la que los cuatro personajes que se subieron a las tablas del Neu!Club nos hicieron sentir que un mundo paralelo -el de las emociones y los sueños- es posible gracias a la desnudez de tres instrumentos y una voz fabricadas para enfatizar esas sensaciones.


Gracias Jesse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada