El oasis al final del desierto del dial...

Sábados de 12:30 a 14 horas, 107.5 f.m. (Madrid) o en: Radio Enlace

lunes, 17 de mayo de 2010

5º CUMPLEAÑOS DE RADIO CITY DISCOS CON THE DUTCHESS AND THE DUKE

Este mes Radio City Discos cumple cinco años de existencia y lo quiere celebrar con todos vosotros el próximo 21 de mayo en La Vía Láctea.

Para ello contaremos con la presencia de una de sus bandas favoritas: The Dutchess And The Duke, duo chica-chico formado Kimberly Morrison y Jesse Lortz. Jesse y Kimberly se conocieron en la escuela secundaria de su ciudad natal Seattle, donde compartieron su entusiasmo por la cerveza, la comida basura, y el punk rock. Con el tiempo, ambos se convirtieron en discretas figuras dentro de la escena garaje-punk de su localidad y del Pacífico Noroeste.
Lortz formaba parte de una banda de Rhthm’n’Blues deconstruido llamada The Flying Dutchmen (de la que sacó parte del nombre de su nueva formación) y en 2002 reclutó a Morrison para tocar el órgano con ellos. Dos años después los “Holandeses voladores” se disolvieron y el camino de ambos se bifurcó momentáneamente. Mientras el 50% masculino de TD&TD formó a los Fe Fi Fo Fums y el sello independiente Boom Boom Castle Records , Kimberly perdía su tiempo con bandas como The Intelligence, The Fallouts o los Unnatural Helpers.

Poco después se volvieron a ver las caras en un proyecto de corta duración llamado The Sultans que tuvo poca repercusión. Casi sin darse cuenta, en 2007, ya se hallaban en el oeste de Seattle grabando en el 8 pistas de los Magical Basemant Studios, el que sería el primer single con su actual denominación, compuesto por “Reservoir Park" en la cara A, "Mary" como cara B y publicado por el sello del propio Lortz, el mencionado Boom Boom Castle Records.

Unos pocos meses después la subsidiaria de Sub Pop, Hardly Art les ficha y en julio de 2008 aparecía su flamante debut en largo, grabado de nuevo en los Magical Basemant Studios y titulado “She’s The Dutchess, He’s The Duke”. La producción corre a cargo de su amigo Brian Stanbridge y refleja el sonido que quiere transmitir la banda en ese momento, una especia de Garaje-R&B con pespuntes country y melodías pop que se deja mecer por los vaivenes de los primeros Stones y el Dylan de mediados de los sesenta en canciones con poca instrumentación pero una acusada carga rítmica y emocional. El resultado es cálido y delicioso lo que les granjeó fantásticas críticas en los EE.UU, tanto en medios locales (Seattle Show Gal) como de ámbito nacional (City Beat, Dusted Magazine, Tiny Mix Tapes) e internacional (Pitchfork).

Una extensa gira posterior a su primer lanzamiento con los Fleet Foxes refina sus actuaciones y pule ciertas aristas en el sonido del duo.
A finales de marzo de 2009 se ponen en contacto con el músico y productor y Greg Ashley (de los impagables Gris Gris) para darle un giro estilístico a su siguiente entrega discográfica. Ésta se graba en The Creamery Studio en Oakland, California , se titula “Sunset / Sunrise” (de nuevo para Hardly Art), y en ella esculpen su particular templete pop en el que los relieves vienen labrados por melodías cercanas al Folk británico (Donovan) y leves dibujos heredados de la costa oeste norteamericana y su lisergia pop y Fol.-rock (Byrds, Buffalo Springfiled), pero sin dejar de lado a la dupla Jagger/ Richards ni al bardo de Duluth.
En esta segunda entrega se hace notar la mano en la producción del mencionado Ashley, gran conocedor de los sonidos psicodélicos de los sesenta y que dota al conjunto de una textura y un sonido extraordinarios.
Un precioso disco, más trabajado en el estudio, más rico en matices pero con la esencia del duo intacta, esa que hace que, pareciendo un trabajo pequeño, en cada escucha se hace más y más grande........ Ah y el enorme Kelley Stoltz en los Thanks to.

En definitiva estamos ante una de las formaciones más estimulantes de entre la nueva hornada de creadores que cada año sacude el saturado panorama musical mundial y que en los últimos años han fabricado dos discos que esconden algunos de los mejores momentos rítmicos de lo que llevamos de milenio y de la que podremos disfrutar en directo el próximo viernes 21 de mayo.

¡Ah! y además Hotel Arizona estará presente en el evento celebrando sus inminentes 100 programas y haciendo las labores de pinchadiscos en el post-concierto.

¡¡Esperamos veros!!


2 comentarios:

  1. ¡si ya no hay entradas !, me pasé el Martes por Radio City y ya me apunté a la lista de espera, pocas esperanzas tengo de acompañaros.

    En cualquier caso muy buena noticia eso es que las buenas melodías se van apoderando del eter.....
    ¡ a pasarlo güay, chachi, piruli!

    Saludos de Ero

    ResponderEliminar
  2. Ya lo dije en el programa del sábado pasado, que mejor llamar antes.

    A ver si hay suerte Ero y te puedes pasar..... un abrazo!

    Jose

    ResponderEliminar