El oasis al final del desierto del dial...

Sábados de 12:30 a 14 horas, 107.5 f.m. (Madrid) o en: Radio Enlace

martes, 8 de septiembre de 2009

Discos: "Summertown", "The Pity List" y "Walking In The Straight Line" THE MAYFLIES U.S.A. (Yep Roc-1999, 2000 y 2002)


Conocí a estos -por aquel entonces- postadolescentes el año de su debut en largo (1999) con el inconmensurable "Summertown". Me los "presentó" mi amigo Ramiro Paredero una noche mientras yo perpetraba una de de mis habituales sesiones en un bar de la capital. Fue escucharles y decir: "Joder estos son como salir a cenar y pedir de primero el "Teenage Symphonies To God" de Velvet Crush, de segundo el "Grand Prix" de Teenage Fanclub, el "Minor Chords And Major Themes" de los Gigolo Aunts de postre y un chupito de licor de Pyramidiacs".
En aquellos tiempos un servidor fagocitaba todo lo que fuera powerpop (bueno o malo, no nos vamos a engañar) pero fue dar con este cuarteto afincado en Chapel Hill (Carolina del Norte) y afanarme en la conquista de todo su repertorio. Hace años de esto, pero una tarde de este calurosísimo verano de 2009, puesto a desempolvar viejos discos me los he topado en la "M" de la estantería y después de un par de horas de escuchas me he dicho: "¡estos tios eran muy buenos!" y de ahí este texto.
Formados, según palabras de Matt McMichaels (uno de los tres compositores), porque quizá eran las únicas cuatro personas en la cuidad a las que todavía les enamoraban las partituras pop de los sesenta y primeros setenta. “Éramos unos “bichos raros””.
Estos titanes de las armonías pop con adobo guitarril y gloriosos coros solo grabaron tres discos grandes en cuatro años, ese es el bagaje que nos han dejado. ¡Pero vaya tres artefactos!
Los de siempre dirán que clavan las melodías y los arreglos de los TFC de mediados de los noventa -y nos les faltará razón- pero a un servidor no le amarga un dulce y este viene relleno de estribillos ejemplares, coros epidérmicos y guitarras en su punto justo de fermentación.
Quiero ser breve, por lo tanto ni me voy a extender, ni me voy a decantar por ninguna de sus obras, solo recomendaros que os hagáis con alguno de sus discos (los tres editados por el reputado sello Yep Roc) y seguro que los que amáis la melodía por encima de todo me lo agradecéis.
De verdad, una de las bandas de pop de guitarras esenciales de finales de los 90 y primeros pasitos del siglo XXI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada