El oasis al final del desierto del dial...

Sábados de 12:30 a 14 horas, 107.5 f.m. (Madrid) o en: Radio Enlace

miércoles, 31 de octubre de 2012

NUESTRO ADORADO NICK LOWE

Unas breves palabras para mostrar nuestra infinita admiración por ese coloso llamado Nick Lowe, auténtico SEÑOR del pop británico (y mundial), autor de algunas de las más excitantes y bellas composiciones creadas en los últimos 50 años. Porque sí, Lowe lleva en esto desde 1964, año en el que conoció a otro jóven Brinsley Schwarz en el internado de la escuela Woodbridge de Suffolk. Allí formó parte, junto al citado Schwarz, de una banda llamada Sound 4 + 1 de la que se despidió al poco para trabajar como periodista en un periódico local, más tarde se vuelve a aproximar a su mutación llamada Kippington Lodge en la que no tenía un papel preponderante en la composición de unos temas escorados a la toytown psychedelia, con los Beatles del "Sargento Pimienta", Tomorrow, Nirvana U.K.o los Kinks como claros referentes sonoros. 

Nada más evaporarse la aventura de Kippington Lodge (solo grabaron 5 singles, todos exquisitos para Parlophone records entre 1967 y 1969),  Schwarz, Lowe y Bob Andrews echan a andar con un nuevo proyecto llamado Brinsley Schwarz (creado al abrigo de ese endogámico movimiento llamado pub rock gestado en pubs de la city como el Hope And Anchor o el Tally Ho!),  y ponen en el mercado un total de seis inolvidables discos con el country rock y la música americana de The Band como estandartes a enarbolar.

Una aventura, la de BS, que deja de respirar en 1975 y es entonces cuando Lowe empieza una fértil y próspera carrera en solitario salpimentada con discos de variado pelaje en los que la melodía es y está siempre al frente. Así nos encontramos con LPs en los que nos muestra sus debilidades por la nueva ola, el pop, el blue eyed soul, el rock'n'roll, el sonido crooner, el country rock o el power pop y que le colocan (a nuestro entender) en el olimpo de los creadores contemporáneos y pretéritos. Incluyento el delicioso album junto a Dave Edmunds, Billy Brenmer y Terry Williams en ese proyecto-de-un-solo-disco llamado Rockpile y en el que le rinden pleitesía a sus admirados Everly Brothers, Roy Orbison o Buddy Holly.

¡¡Te respetamos, te admiramos y te queremos amigo Lowe!!!


5 comentarios:

  1. Cuando se habla de Nick Lowe no se puede hacer otra cosa más que ponerse en pie.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con usted Don Pepo....

    Abrazal.

    ResponderEliminar
  3. Si queréis más información sobre la banda Brinsley Schwarz, Nick Lowe y todo lo relacionado con el Pub Rock existe un magnífico libro llamado Música y Cerveza, editado en España por Editorial Milenio y escrito por Javier Abad, que repasa todo este fenómeno musical de los años setenta.

    ResponderEliminar