El oasis al final del desierto del dial...

Sábados de 12:30 a 14 horas, 107.5 f.m. (Madrid) o en: Radio Enlace

lunes, 11 de junio de 2012

Discos: "Electric Cables" LIGHTSHIPS (Geographic/Domino-2012)

Los escoceses Teenage Fanclub estan en el subconsciente de muchos de nosotros por ser los creadores de algunas de las melodías más exultantes y disfrutables que se han publicado en los últimos veinte años. 
El pasado 2011 uno de sus cabecillas, Norman Blake, se emancipó temporalmente de la banda "madre" para poner en el mercado, junto al ex Gorky's Cygotic Mynci: Euros Childs, el debut de su nuevo proyecto llamado Jonny y que ya colocamos en Hotel Arizona dentro de los diez esenciales del pasado ejercicio. 
Este 2012 es el turno de Gerard Love, que ha juntado para la ocasión a sus compañeros en TFC: Dave McGowan y Brendan´Hare, a Tom Crossley de los Pastels y a Bob Kildea de Belle & Sebastian. Ese proyecto paralelo de Love se apoda Lightships, es el disco de su presentación, se titula "Electric Cables" y lo ha puesto a nuestra disposición el sello británico Domino Records..

Un disco precioso, aderezado con guitarras cristalinas, arreglos de lo más elegante, atmosférico, evocador y que no se aleja en exceso de los parámetros sonoros que pueblan el universo de las últimas entregas de TFC (para ser más exactos las que van desde "Howdy" hasta "Shadows"), quizá con una pátina más relajante y suave que los últimos discos de los de Glasgow, pero igualmente adictivo y disfrutable. El álbum emana una apacible belleza, capaz de transportarte a lugares donde la placidez se respira tumbado en una hamaca, saboreando un jugoso y dulce cocktail de frutas silvestres y en el que el escocés (por el resultado que se escucha) ha vertido buena parte de su enorme talento, lo que hace presagiar nuevas entregas de este experimento sofistipop y -esperemos- lo aleje de un divertimento pasajero.
Un trabajo paradisíaco en el que los arreglos tienen una importancia capital y cuya languidez no es sinónimo de ñoño o de falta de intensidad, sino de elegancia, relajación y clase.

Estos "cables eléctricos" están producidos por Bal Cooke y el propio Gerard Love, gestados en los últimos años, grabados en su ciudad natal Glasgow  y cuya atmósfera provoca un suave y placentero masaje, algo que en estos difíciles días que estamos viviendo, se agradece sobremanera. 

¡Más Lightships y menos mercados!


2 comentarios:

  1. No sabía que te gustaba TFC...están bastante bien...Viva el Pop!!!

    ResponderEliminar