El oasis al final del desierto del dial...

Sábados de 12:30 a 14 horas, 107.5 f.m. (Madrid) o en: Radio Enlace

lunes, 15 de septiembre de 2008

Discos: "Wide Swing Tremolo" SON VOLT (Warner Bros.-1998)

Mucho se habla y se valora a Wilco (con razón y yo el primero, sino fíjense en los títulos del programa y del blog) y no lo suficiente del proyecto liderado por Jay Farrar.

Da la sensación que se ponderan más las bondades de la banda que compartieron Jeff Tweedy y el citado Farrar en las décadas de los 80 y 90 (Uncle Tupelo) que la que tiene al segundo en la actualidad como cabeza visible, y creo que en parte es algo injusto.
Todo lo que huela al tandem Farrar-Tweedy es del gusto de este humilde hotel, pero hoy nos centraremos en el hermano “pobre” de esa gran familia.

Es cierto que el ex-Uncle Tupelo con SV cogió la calle de enmedio y se ha dedicado a hacer rock americano aguerrido y bien cargado de electricidad pero quizá algo convencional (sobre todo si lo comparamos con el del lider de Wilco). Esto último no debe entenderse mal ni catalogar la música del de Chicago como vulgar o acomodaticia, ni mucho menos, y para muestra este botón (dorado) llamado “Wide Swing Tremolo”.

Nos encontramos ante el tercer Disco de Son Volt tras la disolución de los citados Uncle Tupelo, quizá su obra más completa y la que contiene sus mejores bazas. “Wide Swing Tremolo” aglutina todo lo que ha hecho grande al legado de Farrar, nos referimos a composiciones de rotundo y recio roots-rock de guitarras con el mástil empapado en sudor y las pastillas manchadas de polvo, ese mismo que ha engullido, filtrado y expulsado durante más de 40 años a través de sus seis cuerdas el inconmensurable Neil Young.

Viscerales y melodiosas las canciones de Son Volt viajan lomos de la tradición sin olvidar ni un instante el pulso de la narrativa musical actual, es decir que saben sonar modernos y clásicos a la par. La producción corre a cargo de la propia banda (con la ayuda puntual en las mezclas del gran John Agnello) que sabe bien hacia que dirección sónica viajar dotando al sonido del álbum de una pegada poderosa y a la vez frágil que hacen que la voz de Farrar se eleve sobre la vigorosa instrumentación.

Es evidente que la música de Son Volt sigue una lenta progresión respecto a lo grabado junto a Tweedy al frente de Uncle Tupelo -incluso podríamos asegurar que ha dulcificado un tanto su propuesta en las últimas entregas-, las melodías y los estribillos no han cambiado apenas en 15 años pero la esencia de aquellas composiciones y su aliento permanecen intactos.

Y es que este trabajo contiene perlas de gran valor narrativo y melódico dentro de la discografía de la banda como son: “Driving The View”, “Medicine Hat”, “Flow”, “Question” o la más tradicional “Hanging Blue Side” (con la pedal steel de Eric Greyhound aplicando hondura y emoción) y solo se puede catalogar como referente esencial al hablar de rock facturado en el país de las barras y estrellas.

3 comentarios:

  1. Discazo monumental este. Desde luego banda infravalorada a dia de hoy.

    ResponderEliminar
  2. "Cherto" todo lo que usted dice

    H.A.

    ResponderEliminar
  3. Como habitualmente sucede: tiene usted razón.

    ResponderEliminar