El oasis al final del desierto del dial...

Sábados de 12:30 a 14 horas, 107.5 f.m. (Madrid) o en: Radio Enlace

martes, 11 de marzo de 2014

Discos: "Alchemy" RICHARD LLOYD (Elektra-1979)

Para muchos un tanto oscurecido por el talento y el magnetismo de Tom Verlaine, Richard Lloyd fue básico en el sonido de los esenciales Television. Poco después de la primera disolución de éstos, a finales de 1979, Lloyd veía como el sello de Jac Holzman Elektra Records le ponía en el mercado su estreno en solitario. Grabado en los Bearsville Studios de la localidad de Bearsville (Nueva York) y ayudado de músicos del calibre de James Mastro (The Bongos), Fred Smith (Television) o Vinny DeNunzio (The Feelies), este "Alchemy" es toda una masterpiece del sonido neoyorquino del final de "su" década. Cuentan que en la grabación del álbum Lloyd tuvo algún que otro rifirrafe con el productor del disco Michael Young, porque éste quería imprimir más presencia de teclados, sintetizadores y overdubs al producto final, asunto ese que a Lloyd no le terminaba de cuadrar. A tenor del resultado final, parece ser que el gato lo remojó bien el bueno de LLoyd, ya que el sonido global del disco es de todo punto fabuloso,  poco tendente a la ampulosidad y sí acercándose por momentos a aquel extraordinario "Adventure" que grabara con Verlaine, Ficca y Smith un año antes como miembro de Television, siendo (eso sí) este "Alchemy" más fresco en su posicionamiento melódico. Algo hay de lo que que suponemos que quería plasmar Young en el disco de manera más amplia, pero se circunscribe a detalles de arreglos (sobre todo presentes en la cara B) que no desmerecen en absoluto el acabado final del LP.
Y es en el registro más guitarrero del lote en el que Lloyd (Pittsburgh, Pennsilvania-1961) muestra toda su pericia y su saber hacer (y el que más nos gusta, todo sea dicho) con canciones pluscuamperfectas como "Number Nine"(esta es de todo punto escandalosa), "Misty Eyes" "Woman's Ways" o "Should Have Known Better".

Un disco que apasionará por igual a los amantes del powerpop de la época como a los seguidores de los sonidos de guitarras más elaborados o arties y que el propio Lloyd no ha sido capaz de igualar en toda su carrera en solitario posterior. Para Hotel Arizona de hecho se trata del mejor producto salido de la capacidad compositiva de cualquier miembro, estable o no, de aquella maravilla llamada Television.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada