El oasis al final del desierto del dial...

Sábados de 12:30 a 14 horas, 107.5 f.m. (Madrid) o en: Radio Enlace

martes, 19 de julio de 2011

Discos "Strange Weather Lately" ASTRID (Fantastic Plastic Records-1999)

Pasado el cólico que provocó la ingesta masiva de productos de dudosa calidad dentro de aquello llamado Brit Pop (concretamente en 1999), cuatro postadolescentes residentes en la fría Isla de Lewis al noroeste de Escocia y que se hacían llamar Astrid, editaban su estreno en largo bajo el título de "Strange Weather Lately" que para los que regentamos este santo Hotel se trata de uno de los debuts más estimulantes que una banda de "Las Islas" publicaba en los 90.
El cuarteto extrae su nombre de la fotógrafa alemana Astrid Kirchherr, famosa por mantener una relación sentimental con Stuart Sutcliffe, el primer bajista que tuvieron los Beatles antes de editar su primer single.

Aparte de la curiosa elección del nombre del grupo, algo debían de tener estos jovenzuelos para que el mismísimo Edwyn Collins (Orange Juice) se encargara de producirles su presentación que finalmente ofició el sello londinense Fantastic Plastic Records.

Un disco del que el mismísimo John Power (The La's) estaría orgulloso -e incuso nos atreveríamos a decir envidioso- de haber compuesto y ejecutado, ya que por las venas de este "Strange Weather Lately" laten fuertes los impulsos de los La's, pero también los de bandas escocesas con pedigree como los primeros TFC, los Pastels más inspirados o los BMX Bandits más combativos.
Manteniendo unas coordenadas sonoras muy británicas, Astrid recoge lo mejor de cada una de los citados combos aportando un acabado más poderoso lo que les emparenta con formaciones de powerpop pretérito con tilde el la O de power como los Plimsouls, los Nerves o los Only Ones sin perder su impronta atemporal ni una personalidad que en entregas posteriores se desvanecería en detrimento de ocupar lugares comunes dentro del pop escocés.
Hablamos de canciones con nervio melódico y un sonido formidable que no desmerecen en absoluto a las que registraron los mejores estiletes del pop-de-guitarras de finales de los 70 y primeros 80 tanto en los Estados Unidos como en Gran Bretaña.

En definitiva un nutritivo disco de pop aguerrido heredero tanto de la new wave más entonada como del pop independiente escocés de los noventa y que os pondrá en órbita cada vez que la yema de vuestro índice pulse el play del reproductor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada