El oasis al final del desierto del dial...

Sábados de 12:30 a 14 horas, 107.5 f.m. (Madrid) o en: Radio Enlace

lunes, 19 de mayo de 2008

Discos: "20Th Century Accidents" MACON GREYSON (Fat Caddy-2007)

Por: Dani López Gálvez

La primera persona que me recomendó a Macon Greyson fue mi amigo Joaquín López, y se agarraba a un sólido argumento: “Dani, no son una guitar-band más” . Y, llamadme confiado, pero compré sus tres primeros discos sin haber escuchado ni una sola nota de su música.

Como muchos grupos de su generación, comenzaron al amparo de la pronto extinta revista No Depression, evolucionando poco a poco hacia un discurso menos mimético. Algo tuvo que ver en ellos Ray Wylie Hubbard, además de compartir a Pete Falcone a la batería, para producir sus primeras canciones bajo en título de “Miles from here”, una especie de compilación de todo lo grabado por la banda hasta ese momento incluyendo canciones en directo y alguna versión (“Monopoly blues” de los Hangdogs, por ejemplo) . Le siguió “Uneasy” , aún bajo la estela de los últimos Uncle Tupelo (incluía su “Whiskey bottle”) y “Translate” , donde el grupo da el salto de calidad en cuanto a composición y sonido, haciendo suyo, por ejemplo, el “My brain is hanging upside down” de los Ramones.

Aunque existe un claro líder en la figura de Buddy Hoffman – un doctorado en Biología Molecular de Colorado Springs- , en su cuarto álbum confía en ese artesano pop llamado Salim Nourallah como productor, aportando éste pequeños detalles (un piano aquí, una guitarra acústica allá) y arreglos que dan versatilidad al compacto y los alejan del pelotón de grupos que transitan el mismo camino. Capítulo aparte merecen las letras que suman crítica, sentido del humor y escepticismo alejado de ese cinismo tan de nuestro tiempo. Abiertos a un sonido más elaborado y menos rocoso, con reminiscencias a los primeros R.E.M. –otra vez R.E.M., Josete- o a al folk-rock que Guadalcanal Diary tan bien manejaba en los no del todo despreciables ochenta (“Naïve melody”, “I´m still here”).

De nuevo música alejada de artificios modernistas que nos reconcilian con el formato canción (“Right or Wrong, “Run for cover”). Tanto por tan poco al mismo tiempo.

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo contigo Dani, yo añadiría que incluso este disco le gana por un dobladillo a los 2 últimos de Jay Farrar y sus Son Volt.

    Saludos a tod@s.

    Josete Hotel Arizona

    ResponderEliminar